martes, 10 de agosto de 2010

reCuento...

Había una y otra, y otra vez, 
un cuento que era contado y recontado y vuelto a contar 
un sinfín número de veces. 
Cada vez que lo contaban 
lo iban cambiando. 
Ya el cuento había perdido la cuenta del número de veces que se sentía cada vez más vivo 
en cada renacimiento viviendo feliz para siempre.

4 comentarios:

carlos de la parra dijo...

Púdieran aplicarle un descuento.

Rufino U. Sánchez dijo...

Toda historia que se cuenta vive.

Espero que seas siempre inmortal.

Un abrazo

carlos de la parra dijo...

Creo que todo cuento cobra nueva vida al ser contado cuando juega el estado de ánimo del narrador,y crece variantes de ingenio,creatividad,nuevas frases y ocurrencias,a veces pienso en un relato que vengo refriteando desde hace como quince años y al enviarlo a diferentes publicaciones,o ha crecido o variado,algunas de ellas mejorando con una nueva secuencia.
Pienso que sería interesante como juego interactivo un relato que podría titularse "La misma historia",en el cual cada escritor que participase pondría su propia versión de la misma historia,con sus personales variantes y sus puntos en común,para que siguiese siendo precisamente la misma.
E imagino que ésto sería un gran reto,y aparte rendiría mejores resultados que los jueguitos grotescos donde cada quien pone dos frases o tres para seguir un tren narrativo;generalmente resultando en un mamotreto.
Pues cae en aquello de demasiados cocineros echan a perder el guiso.
Aquí más bien sería como si cada cocinero presenta su versión de un pollo a la jardinera,o al teriyaki.
Es algo en que pensar.

Hector Ugalde UCH dijo...

Carlos: ¡JAJAJAJA! :]
Rufino: Las historias tienen vida propia... Somos inmortales por nuestras ideas... :]
Carlos (de nuevo): Muy interesante tu propuesta. ¿Por qué no la plasmas en tu blog y nos invitas a participar? :]

Más micros

Related Posts with Thumbnails