martes, 19 de octubre de 2010

36. La Bella Durmiente quiere el divorcio

La Bella Durmiente quiere el divorcio. 
Al principio todo parecía muy bien: el príncipe, gallardo y valiente, se enfrenta al temible dragón para llegar a la hermosa damisela en peligro y despertarla con un romántico beso de amor... 
Pero ahora que ya están casados, él no tiene ningún detalle para con ella, la ignora y apenas la ve, ya que solamente piensa en ir al gimnasio a ejercitarse. 
Además, él se molesta cuando la ve leyendo, y no quiere que asista a eventos culturales; lo único que le preocupa es el fisicoculturismo. 
Ella alega que existe incompatibilidad de caracteres, que viene siendo, dice, algo así como incompatibilidad de personajes.

No hay comentarios.:

Más micros

Related Posts with Thumbnails