lunes, 11 de octubre de 2010

Lastre

Empacó todo lo que poseía. 
Miró las cajas y maletas. 
Suspiró. 
Sonrió. 
Empacó sus recuerdos, 
dejó todo... 
¡y se fue ligero!

4 comentarios:

José A. García dijo...

El equipaje emocional es, siempre, el primero que nos llevamos. Y el más nuestro, lo demás... lo demás es solo material.

Saludos

J.

ROSIO dijo...

Viajo ligera!,muy bonito

Manuel dijo...

Algunos recuerdos pesan más que viejas maletas. Es mejor empacarlos para poder continuar el viaje de la vida.

Torcuato dijo...

Empacaría sólo los recuerdos buenos porque los malos pesarían demasiado.

Muy bueno.
Un abrazo Hector.

Más micros

Related Posts with Thumbnails