miércoles, 3 de noviembre de 2010

¿Le temes a la obscuridad?

-¿Le temes a la obscuridad? 
La pregunta provoca que recuerde el cuerpo postrado en la cama en aquella habitación siempre entre las sombras. 
La mano colgando, que yo abrazaba y que me acariciaba. 
La voz que sonaba más débil, aunque todavía con fuerza... 
-¿Le temes a la obscuridad? 
- No. Contesto. Mi abuelo vive ahí.

2 comentarios:

Torcuato dijo...

Precioso Hector.
Muy bello.
Un abrazo.

carlos de la parra dijo...

Igual opinión que la de Tor.
Muy conmovido.

Más micros

Related Posts with Thumbnails