domingo, 16 de septiembre de 2012

Ciudades perdidas 74

El explorador está nervioso. Esperaba algunos feroces guerreros como guardianes, o un laberinto, trampas, misterios o acertijos por resolver. ¡Vaya! Aunque sea una enorme piedra que ruede persiguiéndolo. 
Pero no. Ha sido demasiado fácil descubrir la Ciudad Perdida. 
No sabe que el truco ahora es salir...

2 comentarios:

carlos de la parra dijo...

Muy sabio relato bwana Héctor.
Cualquiera inicia algo, no cualquiera lo termina.

Juanito dijo...

¡Qué buen final!

Más micros

Related Posts with Thumbnails