sábado, 22 de junio de 2013

La curiosidad del gato de Schrödinger

El gato de Schrödinger se asomó para ver sí estabamos vivos

2 comentarios:

Carlos de la Parra dijo...

Digno marco para el gatito.
Me recordó que en México tuve un perro poodle blanco al que le cortaron el pelo rasurado y así, a la vista ya no se identificaba de cual raza era. La gente se acercaba y lo acariciaba y preguntaban: ¿De qué raza es? yo respondía con toda seriedad:Es perro venenoso Tibetano.
No sabes como disfrutaba ver lo rápido que retiraban la mano,

Anca Balaj dijo...

Jajaja, qué bueno!

Más micros

Related Posts with Thumbnails