sábado, 26 de octubre de 2013

Criminal investigación

Cuando la policía leyó este microcuento se enteró de que yo era el asesino. ¡Habían cometido un gran error! 
Así que le pidieron disculpas y dejaron libre al cadáver de mi vecino
Por último a mi me desenterraron para llevarme a prisión.

No hay comentarios.:

Más micros

Related Posts with Thumbnails