domingo, 26 de enero de 2014

Media naranja

Ella temía que él no la aceptara. Entonces le confesó: "Soy una sirena. Soy mitad pez". Y esperó su reacción. 
Él le contestó con entusiasmo: "¡Yo también!". 
Después de medio año de matrimonio se dieron cuenta de que no eran las mitades que cada uno esperaba.

No hay comentarios.:

Más micros

Related Posts with Thumbnails