domingo, 2 de febrero de 2014

Caída

El avión cae en picada. 
Se desploma y no termina de caer. 
Cae y sigue cayendo por una eternidad. 
Y todo es una sensación de caída. 
Caer y caer, siempre caer... 
Después de un tiempo te acostumbras y ya no sientes que caes. 
Se va incluso el terror a la caída. 
Sólo queda la inquietud de saber cuándo terminará todo esto. 
Luego ya ni eso. 
Después, la nada. 
Porque tienes la certeza de que la caída ocurrió hace mucho tiempo; que desde entonces ya estabas muerto y apenas vas a comenzar a vivir.

1 comentario:

Carlos de la Parra dijo...

BRAVO MAESTRO.
Una sinfonía a la reencarnación de pilotos y pasajeros.

Más micros

Related Posts with Thumbnails