sábado, 8 de febrero de 2014

eSquivocaciones

Por una serie de afortunadas equivocaciones él tenía otro nombre, otra vida y finalmente, otro destino. Porque la muerte nunca lo encontró.

2 comentarios:

Carlos de la Parra dijo...

Todos somos exentos de la muerte.
Desde el instante de la dudosa naturaleza de la misma.
Por algo en México se ríen de la muerte y por ser así no andan cargando con su amenaza toda la vida.
Sin embargo tiene atrapada nuestra curiosidad por ser el ultimo misterio.
El territorio desconocido.

Pilar Arenas dijo...

Equivocación o el arte de esquivar la muerte.
Ingenioso juego de palabras y estupendo micro.

Más micros

Related Posts with Thumbnails