miércoles, 12 de marzo de 2014

Perfección absoluta

La máquina del tiempo le da extraordinarias posibilidades. Se imagina el cuerpo de Marilyn Monroe con el cerebro de Albert Einstein. Todo es relativo, pero eso sería la perfección absoluta piensa estremeciéndose el Doctor Frankenstein.

Más micros

Related Posts with Thumbnails