sábado, 30 de abril de 2016

Niño por un día

Frente al pastel de cumpleaños el anciano dice en voz alta para que lo escuchen sus familiares y amigos "Deseo ser niño por un día" y sopla apagando las velas.
Al día siguiente se levanta rápidamente, grita, corre, juega, brinca charcos, se moja, se empapa, ríe a carcajadas, baila, hace gestos, saca la lengua, gira, trepa, salta, trepa, rueda, da de marometa y hace miles de diabluras y ocurrencias. 

Al final del día se acuesta con una enorme sonrisa pensando "¡Mañana repito la decisión de ser niño!". 

No hay comentarios.:

Más micros

Related Posts with Thumbnails