sábado, 24 de septiembre de 2016

No le salían las cuentas

Como el contador no podía dormir intentó contar ovejas, pero no le salían las cuentas. 
Había más insomnio que borregos. 

No hay comentarios.:

Más micros

Related Posts with Thumbnails