martes, 19 de octubre de 2010

43. Un peligro mayor...

La lucha con el dragón fue dura y larga, aún así el príncipe fue el vencedor. Entra agotado y herido, pero contento, al castillo. 
Ve a la Bella Durmiente y se detiene en seco. 
Está decepcionado. 
Es rubia y pálida. Demasiado flaca y pequeña. 

La mujer no está mal, pero no es del tipo que a él le gustan. 
En cambio recuerda a la hija del molinero... 

Robusta, pelirroja, de grandes pechos... ¡Esa sí es la mujer de sus sueños! 
No lo piensa mucho. Sale del castillo rumbo a aquel pueblo. 
Claro, está la esposa del molinero, su futura suegra. Ése sí va a ser un peligro mayor que el dragón, ¡pero vale la pena!

1 comentario:

Angelina dijo...

En gustos se rompen generos!!!

Más micros

Related Posts with Thumbnails