lunes, 29 de julio de 2013

Amor celestial

Llegaron a alturas insospechadas del amor. 
Lamentablemente él no estaba preparado para tanta pasión y se desplomó con el corazón calcinado. 
¡Pobre Ícaro!
¡Su corazón eran sus alas! 

1 comentario:

Walter Dardo Bohmer dijo...

El amor nos calcina!!!

Más micros

Related Posts with Thumbnails